CUANDO LA IBAN A SEPULTAR, ELLA EMPEZÓ A DAR GOLPES EN EL ATAÚD




Los parientes de la fallecida pidieron inmediatamente ayuda del personal de serenazgo para llevar el féretro al hospital Referencial de Ferreñafe.

El ataúd fue llevado rápidamente al Hospital Referencial de Ferreñafe, donde fue examinada por un médico y verificó que sus signos vitales eran bajos. Fue conectada a las máquinas del nosocomio y se registró una leve saturación, pero horas después su deceso fue certificado de manera clara.

Según el citado medio, la madre de familia deja a tres niños de 5, 11 y 17 años en la orfandad, quienes permanecen internados en el hospital regional de Lambayeque tras el accidente.

Por su parte, familiares y amigos de Rosa Isabel Céspedes Callaca exigen que se investigue este insólito hecho.

OBSERVA EL VIDEO CON TODOS LOS DETALLES: