El «hombre más sucio del mundo» f@llec3 a los 94 años, meses después de su primer baño en décadas




Un ermitaño iraní conocido como «el hombre más sucio del mundo» murió a los 94 años, solo unos meses después de haberse bañado por primera vez en décadas, informaron medios estatales de Irán.

Amu Haji», que traduce «tío Haji» y era como se le conocía, murió el domingo en Dezhgah, una aldea de la provincia de Fars, en el sur del país, reportó la agencia estatal de noticias IRNA.

Según el jefe de distrito de la región, Haji evitó durante décadas los alimentos frescos y creía que «si se bañaba, se enfermaría», indicó la agencia.

Haji era conocido por su postura firme contra el baño: hace unos años, cuando un grupo de aldeanos lo llevó a un río cercano para intentar limpiarlo, se arrojó del auto y se escapó.

Todos los lugareños de la zona lo trataron a él y a su condición con respeto, informó IRNA, pues entendieron que su miedo a enfermarse era la razón por la que evitaba el agua.

Hace unos meses, los aldeanos lograron bañar a Haji.

Haji no estaba casado. Su funeral se llevó a cabo en la noche de este martes, en la cercana ciudad de Farashband, según IRNA.

Sin embargo, lo más probable es que su deceso estuviera relacionado con su dieta a base de carne podrida y agua en mal estado que bebía de una vieja lata de aceite, muy lejos del que afirmó que era su plato favorito allá por 2014,

el puercoespín, según dijo en una entrevista para Tehran Times en la que reveló que vivía en un agujero dentro de una choza que le habían construido.

En aquella entrevista reveló que decidió decantarse por este estilo de vida debido a una serie de «contratiempos emocionales» cuando era más joven, una decisión que con el paso de los años embadurnó su piel con hollín y pus.