Esto le pasa a tu hijo cuando decides Ser infiel a tu pareja.




La infidelidad es una de las peores traiciones que una persona puede hacer y si la pareja tiene hijos, es aún peor. Pues aunque no lo parezca, los niños sufren demasiado cuando se enteran de la infidelidad, y se enteran. Se dan cuenta antes de que se lo digan y sufren durante mucho tiempo después.

Estos son algunos de los terribles perjuicios que pueden sufrir los pequeños cuando sus padres les son infieles:

Deja de creer en el amor

No es que su familia se haya separado, es que uno de sus padres traicionó al otro. El niño entonces sentirá que nunca hubo amor y que la familia no se trata de eso. La mayoría de ellos crecerán para tener relaciones sin compromiso y les será casi imposible vincularse realmente con otra persona.

Pánico y paranoia

Un niño que sabe que su padre o su madre le fue infiel crecerá con mucha inseguridad, sentirá la ansiedad de que las personas que ama lo abandonen por otra persona. Cuando tiene pareja, siempre tendrá ese miedo y puede ser demasiado aprensivo con esa persona especial.

El también será infiel

El primer y principal ejemplo para un niño siempre son los padres, si lo que ve es que le puede ser infiel, es muy probable que también le sea infiel. Puede llegar al punto de creer que la infidelidad es normal en todas y cada una de las relaciones, lo cual no es el caso.

También te recomendamos el siguiente artículo: Estar juntos no es suficiente. Nuestros hijos necesitan ver más en nuestro matrimonio.

Sentirá la traición familiar.

Se supone, y él ha creído, que la familia es quien lo protege, es donde puede sentirse seguro, es donde nada malo puede pasar… pero ya no es así. Pierde la confianza en quién más debe confiar, siente esa decepción que ninguna persona debería sentir.

Desconfiar de todo y de todos

Sumado a esa paranoia, cree que no puede confiar en nada ni en nadie. Desconfiará de todos hasta tal punto que es posible que no pueda tener ni la amistad más básica con otra persona.

Debe elegir entre sus padres.

Y esto será peor que en un divorcio normal, porque sentirá esa desconfianza en la persona infiel y difícilmente querrá irse con ella. Puede que quiera ir con papá pero ya no querrá ni verlo porque esa infidelidad estará en su corazón y ya no habrá hogar con ninguno de los dos.

No te puedes ir sin antes leer este otro: Este hombre se divorció y a su pesar logró aprender 20 cosas después de eso

Se llama compromiso por algo, cuando tenemos una familia, dejamos de ser lo más importante, ahora ellos lo son. Y la infidelidad no pasa desapercibida… NUNCA.