Hombre de la tercera edad, le quita la vida a mujer tras discusión.




Hilario es esta escoria de persona que apenas hace unos días le quita la vida a tiros a Alma.

¿Razón? Hilario, de más de 70 años, acosaba constantemente a la hermana de Alma, empleada o empleadas en una carnicería y Alma lo encara, le pide respeto y que se marche.

Hilario niega ser acosador, se hacen de palabras, manoteos, empujones.

Hilario regresa horas más tarde con una pistola y mata a Alma a tiros.

Es decir, Hilario tuvo horas para decidir que lo que procede es limpiar su honor a tiros.

Hilario regresa a su casa. No huye. Cuando la policía cerca su domicilio para impedir que escape en lo que llega la orden del juez para arrestarlo, Hilario desde la reja de su casa los reta e increpa con notorios desplantes de “hombría”.

Una vez que llega la orden de arresto, al catear su casa encuentran que posee cuatro pistolas.

Lo más escalofriante en un México que ya se fue por varias generaciones a la basura no es “la una más” de Hilario.

Lo más escalofriante es que si entras, principalmente a Tik ToK a leer los comentarios donde han presentado la noticia, es que puedes encontrar que no escasean tanto hombres como mujeres que encuentran que Alma se lo busco al ser “tan prepotente” o “¿Cómo sabemos que Hilario es culpable?” pese a videos y testigos.

Algunos de los hombres que comentan son trolls, bromear con esto no los hace mejores que quienes encuentran justificado el proceder de Hilario.

Con todas las reservas de hacer “evaluaciones” basadas en lo que uno ve en medios, les diría que Hilario califica como sociópata variante “defensor del honor y de la reputación”.

Se los describo.

Este subtipo no está motivado por bienes materiales, sino por la defensa de una imagen de valentía y dureza. Quieren ser reconocidos y respetados, y reaccionan intensamente si sienten que se les menosprecia.

Estos individuos buscan impresionar a los demás con actos de “liderazgo” agresivo o violencia. Ser “duros, machos” es obligado para demostrar su fuerza y mantener una reputación de valentía indomable.

Recordemos que la personalidad sociópata y la narcisa son dos personalidades que se mezclan entre si. Como narciso Hilario ve normal que el pueda pretender a una jovencita y que ella debería acceder a sus deseos. Como sociópata la busca económicamente vulnerable para controlarla mejor.

Ahora les advierto.

Abundan los hijos y las hijas de Hilario y nos faltan Almas.