Mujer pide rembolso de postres que se comió; la bautizan como ‘Lady Chispitas’.




Después de comerse el pastel pide su reembolso y se hace viral en redes.

Las redes sociales se han vuelto parte indispensable en nuestra vida. Mientras que para algunos son la vía para compartir información útil, para otras personas son la base de las denuncias o señalamientos por alguna inconformidad. Éstas se han vuelto el lugar predilecto para los bautizados como ‘Lady’ o ‘Lord’. Ejemplo de ello es el reciente caso viral en el que una mujer expuso a una clienta que quería el rembolso de un producto que ya se habían comido. ¿El producto estaba mal? ¿No estaba en las mejores condiciones? Resulta que quería que le devolvieran su dinero porque el pan que pidió no tenía ‘chispas’ de color rosa, esto sin que lo especificara antes. Por ello la han nombrado como Lady Chispitas. A través de redes sociales se hizo visible el caso de una mujer a la que bautizaron como ‘Lady Chispitas’. ¿Por qué le pusieron ese nombre? Resulta que después de comprar pan para sus nietos, la mujer mostró su inconformidad ante el producto. ¿Estaba duro? ¿Tenía algo mal?

La mujer inconforme le envió un mensaje a la repostera, pues deseaba que le devolvieran el dinero ya que a sus nietos no les gustó del todo el producto -pan-.  Aseguró que el pan estaba muy bueno, pero que una de las piezas no tenía chispitas de color rosa, detalle que no había sido pedido con anterioridad. La historia que se hizo viral en redes sociales, logró llamar la atención casi de inmediato, pues en ella quedó plasmado el abuso que algunos clientes quieren realizar sobre quienes ofrecen un producto o servicio. Y es que la mujer inconforme –la bautizada como Lady Chispitas– quería un rembolso, pero ya se había comido el producto.

“Chispas… ¿Estaban en mal estado el pan, el brownie o el betún?”, preguntó la repostera.

“No, la verdad estaba muy rico. Es que a mis nietos no les gustó las chispitas que le mandaste. Y le hicieron su pataleta a su mamá. El pan estaba súper suavecito, las cremas muy ricas, pero no les gustó”, reiteró la clienta. “Chispas, señora lo lamento mucho”, expresó la vendedora.

“Es que mandaron de niño y no de niña”, agregó Lady Chispitas. “Cómo que de niño… Disculpe no entiendo”, preguntó la repostera.

“Si o sea mandaste chispitas azules, moradas, amarillas, con bolitas blancas y azules. No mandaste nada rosado. Y no le gustó a mi nieta”, contestó la mujer que pedía rembolso.

Ante la inconformidad de la clienta, la repostera accedió a dar un rembolso, aunque esto sólo si le regresaba el producto. Sin embargo, al parecer la mujer denominada como ‘Lady Chispitas’ no tenía ya el pan, pues se lo habían comido.

“Quiero comprar otro para quitar el mal rato que pasaron… No entendiste quiero un rembolso y ya con eso los compro en otro lado donde manden chispitas para niño y niña”, comentó Lady Chispitas.

“Ah ok, claro que le puedo hacer rembolso. Gracias sólo infórmeme por fa a qué hora pasamos por el producto”, indicó la repostera. “Qué producto nena? Pero si ya lo comimos”, respondió Lady Chispitas.

Por toda lo anterior, Lady Chispitas arremetió en contra de la joven repostera, incluso la amenazó de denunciarla a la Profeco y aseguró que conocía a alguien que trabajaba en el gobierno. Sin embargo, pese a las advertencias, la repostera no se quedó callada y expuso el caso. Más tarde, el perfil de Facebook de Lady Chispitas se inundó de comentarios negativos e incluso fue ella misma la que expresó que todos se pueden equivocar, pero que “nadie es Dios para juzgar”.