Si mama, tienes derechos, pero solo soy un niño.




Para reflexionar. Sí, mamá, tienes derechos, pero yo soy solo un niño.

Tú tienes derecho a sentirte plena y feliz.

A no ser maltratada.

A desenvolverte profesionalmente.A tener amistades.

A salir a divertirte.

A rehacer tu vida sentimental.

Pero, por favor, que tus derechos no pasen sobre los míos ,yo soy solo un niño,Si minimizas mis derechos, me anulas, me haces invisible, quizás mi padre también ya lo hizo, y sólo te tengo a ti.

Por ahora, está en ti no hacer más profundas mis heridas, perdóname, no es mi intención ser egoísta, pero soy solo un niño.

¡Ten mucho cuidado, por favor! Creceré y tú habrás sido mi mejor ejemplo, mi mayor fortaleza, «Cuando un padre abandona y es la madre quien se queda a cargo, no es fácil, ni para ella ni para los hijos».

Tampoco la madre debe impedir el derecho del padre para ver a los hijos. Ese, también es un derecho del niño».