Si tienes mal aliento, estas son las mejores recomendaciones 





El mal aliento es común en muchas personas, y es por eso que debes tratar de solucionarlo lo más rápido posible. Ya que tu mal aliento habla mucho de tu imagen personal. Hay quienes comen mentas o ciclos para evitarlo, pero esta es solo una solución a corto plazo. Porque después de que el efecto desaparezca, seguirás teniendo mal aliento.

Es importante que te sientas cómoda, y aquí te contamos cómo reducir el mal aliento fácilmente. Además, te recomendamos visitar a un dentista por el tema de la higiene, puede ser que no sepas cepillarte correctamente y por eso se quede comida dentro sin que te des cuenta. Intente invertir en una sonrisa y un aliento perfectos.

¿Cómo reduzco el mal aliento?

Hidrátate: Es muy importante y el paso más fácil, beber agua, para reducir el mal aliento. Cuando nuestra boca no tiene suficiente humedad para producir saliva, pueden crecer bacterias que causan el mal olor. Hay efectos secundarios de algunos medicamentos que lo privan de la humedad necesaria para contribuir a la boca seca.

Por eso es necesario mantenerse hidratado, y también ayudará a que tu cuerpo y tu piel se vean lo mejor posible. Asegúrese de que cuando necesite hablar con alguien y no pueda cepillarse los dientes, beba agua y reducirá el mal aliento por un tiempo.

Truco casero para el mal aliento: Los tratamientos caseros heredados con los años son un buen complemento para tu cuidado dental diario.

Las hierbas como el hinojo, por ejemplo, se han utilizado durante mucho tiempo en algunas culturas como suavizante del aliento. Según el sitio Health.com, el hinojo aumenta la producción de saliva y Science Direct afirma que contiene numerosas propiedades antibacterianas; unas ramitas funcionarán después o entre comidas.

El aliento fresco es un signo de una boca sana, y una boca sana suele ser indicativa de su salud en general. Si quieres saber cómo acabar con el mal aliento, estos remedios caseros son hábitos que puedes adquirir en casa y que son fundamentales para combatir y prevenir las causas subyacentes del mal aliento.

Limpia la lengua: Limpiar la lengua puede disminuir de manera efectiva los compuestos que causan la halitosis. Estos compuestos se forman en la lengua y en la boca cuando las bacterias y los aminoácidos se combinan, creando un desagradable olor a azufre. Por ello, limpiar la lengua con regularidad es importante para combatir la halitosis.

Usa hilo dental: Existe el rumor de que el hilo dental separa los dientes, pero es más que una mentira, debes combatir el mal aliento con hilo dental a diario. Estas partículas de comida parecen quedarse dentro de nuestros dientes que no alcanzamos con el cepillo. Así que te recomiendo que te cepilles los dientes al menos dos veces al día durante al menos dos minutos.

Use enjuague bucal: use un enjuague bucal después de cada comida para ayudar a reducir la placa y la gingivitis y refrescar el aliento. El enjuague bucal por sí solo no es un remedio eficaz, debe usarse además del cepillado y el hilo dental.