Sufrió dos paros respiratorios: mamá de Liam, bebé que cayó en olla con asado en Coahuila




La madre del menor, Ángeles Martínez, explicó las condiciones de salud en las que se encuentra Liam, quien sufrió quemaduras en la mitad de su cuerpo.

El incidente ocurrió el pasado sábado 5 de noviembre, en el bautizo del  bebé de nombre Liam en Torreón, Coahuila, quien al caer en una olla de comida recibe quemaduras graves en el 50 porciento de su cuerpo. El lunes 7 de noviembre trasladan al bebé a Galveston, Texas para continuar con la atención médica.

En entrevista para Multimedios Televisión, Ángeles Martínez de 16 años y madre del bebé, realiza declaraciones al respecto sobre cómo ocurrieron los hechos. 

La madre de Liam comenta que el sábado por la mañana bautizaron al bebé en la iglesia de La Joya, fue cuando se dirigían a su domicilio que mientras jugueteaban en la cabina de la camioneta, un inesperado bordo ocasionó el accidente, «se me resbala y cae completamente a la profundidad del caso». 

Respecto a la reacción que tuvieron en el momento del incidente, «reaccionamos rápido mi padrastro y yo, metimos las manos para sacarlo y enseguida se lo dimos a mi mamá para que le quitara su ropa, y ella lo tapó con una sabanita y fue cuando un taxista nos llevó».

El bebé ingresó al Hospital General de Torreón donde, Ángeles comenta, a primera instancia le dijeron que el bebé se encontraba muy grave y que presentaba quemaduras de segundo grado en su piel.

«Por las mismas quemaduras y que inhalo caliente, su corazoncito estaba inflamado. En el transcurso de las dos noches que estuvimos ahí él sufrió dos paros respiratorios. Entonces tuvieron que checar que no le hayan quedado secuelas en su cerebrito y desde el domingo en la noche le dejaron de poner medicamento para dormirlo y empezó a reaccionar qué fue lo bueno», expresó Ángeles Martínez. 

Sobre el traslado del bebé fuera del país, Ángeles dijo que fue el lunes 7 de noviembre por la tarde cuando su madre y Liam abordo de una avioneta se desplazan al hospital de Galveston, Texas, mediante el apoyo de la Fundación Michou y Mau. 

«El niño se quiso poner malito en el camino pero lograron estabilizarlo,  le quiso bajar la temperatura, que eso era malo pero que lo estabilizaron, para que no pasará más», comentó Ángeles Martínez. 

La familia de Liam pide apoyo económico .

La familia de Liam está pidiendo apoyo para cubrir los gastos médicos y para que la madre de Ángeles pueda mantenerse durante su estancia en Galveston cuidando del bebé. 

«Nos dijeron que solo cubrirán las terapias y ya fuera de ahí corría por cuenta de nosotros», agregó Ángeles MartÍnez.

Respecto al tiempo en que permanecerá Liam en Estados Unidos, la madre del bebé comentó que los médicos apuntan a que podrían ser meses o hasta el año.

Agregó que hay mucha gente que la señala como la culpable del accidente.

«En comentarios que hacen, me llaman madre irresponsable o me preguntan que como es que el niño pudo que caer, que a lo mejor yo lo ocasione, pero no, prácticamente fue un accidente, como iba a yo a saber que el niño se me iba a caer al caso, si hubiera sabido, lógico no me lo hubiera llevado», finalizó Ángeles MartÍnez.